Ayuntamiento de Bernedo / Bernedoko Udala

Date:11/04/2013

Quintana

quintana-pueblo-03En el límite del Parque Natural de Izki, junto al Barranco Grande, se encuentra el pueblo de Quintana. Sus calles confluyen en el centro del pueblo a modo de plaza. Las casas son casi en su totalidad de piedra de sillería. Cabe destacar la casa del latín y cátedra, fundada en 1608, y donde se preparaba a los estudiantes y futuros religiosos. En 1802, había maestros de gramática y primeras letras.

Al sur del pueblo está la fuente. El lavadero se encuentra al mediodía. A las afueras hay un hermoso edificio de piedra y madera, que en el siglo XVI era conocido como “La venta”  y estaba situado en el “Camino de los Arrieros”, paso obligado para los que venían de Aragón, Navarra y la Rioja hacia el Cantábrico, y que en la actualidad está siendo rehabilitada. Junto a ella, la ermita de la Purísima Concepción, construida en 1608 por los hermanos Juan y Pedro Martínez.

Quintana tiene hermosos bosques en las laderas del Parque Natural de Izki, por cuyos caminos señalizados podemos pasear y contemplar robles pirenaicos milenarios.

Iglesia en Honor a la Natividad

130424-quintana-iglesia-01En lo alto del pueblo de Quintana se encuentra la Iglesia Parroquial de la Natividad de Nuestra Señora. Se construyó en el siglo XVI y se divide en tres partes, cubiertas por una bóveda gótica con nervios rectos y curvos y rematada en ménsulas.

El pórtico, con dos arcos de medio punto, decoración geométrica y alero de madera labrada, es del siglo XVIII.

La portada tiene arco rebajado por pilastras, rehundidos sus cuadrados y capiteles rematados en rosetas, y es del siglo XVI. La sacristía tiene bóveda en dos tramos con aristas. Y al igual que el pórtico, es del siglo XVIII. La torre es cuadrada y de tres arcos de medio punto para las campanas. La pila bautismal es de época medieval. Del siglo XVII es su retablo, que se puede destacar por los relieves que contiene: la Sagrada Cena, en la puerta del sagrario, y a los lados, La Oración del Huerto, San Juan dormido, el Prendimiento de Cristo con Pedro cortando la oreja al soldado, el abrazo ante la Puerta Dorada y la Natividad de Nuestra Señora. La imagen de la Virgen sedente preside el altar, junto a las de San Joaquín, San Juan Bautista, Jesús con la cruz, y en la columna, Cristo Resucitado y un Santo Obispo.

En un lateral se encuentra el altar del siglo XVII, dedicado a La Virgen del Rosario, que antaño era dedicado a San Pedro, por ello vemos junto al sagrario dos hermosos relieves dedicados al santo: la entrega de llaves y su martirio. En el siglo XVIII se reformó el altar con un arco rococó, para dar cabida a la imagen de la Virgen, que está acompañada por Santo Domingo, San Vicente Ferrer y Santo Tomás de Aquino, y a su lado, dos relieves de San Juan y Santiago. En el otro lateral, el altar dedicado al Santo Cristo, pero en el que desde el 8 de Julio al 29 de Septiembre se venera a San Andrés, patrono del pueblo. El resto del año San Andrés está en su ermita y su sitio lo ocupa una imagen de Jesús Crucificado del Siglo XVIII, y a sus lados, dos relieves de San Agustín y San Gregorio Magno. Rematan el retablo las imágenes de un santo rey y San Antonio de Padua.

Esta web usa cookies para mejorar su experiencia de usuario. Si sigue navegando o hace click en este botón mostrará su acuerdo con ello. Ver Política de cookies

Las opciones de cookie en este sitio web están configuradas para "permitir cookies" para ofrecerte una mejor experiéncia de navegación. Si sigues utilizando este sitio web sin cambiar tus opciones o haces clic en "Aceptar" estarás consintiendo las cookies de este sitio.

Cerrar